Las alas de Sophie, Alice Kellen

lunes, 24 de agosto de 2020

alas-sophie-alice-kellen
Título: Las alas de Sophie

Autores: Alice Kellen
Género: romántica contemporánea
Editorial: Planeta
Sinopsis:
Cuando Sophie se enamoró de Simon, supo que juntos tejerían una inolvidable historia llena de vivencias y canciones, pero todo acabó una noche de enero y sus sueños se quedaron congelados en aquel invierno eterno, el más largo y frío que nunca pudo imaginar. Hasta que el hielo empieza a derretirse para que Ámsterdam se vista de primavera. Entonces, Sophie descubre que Koen estará a su lado cuando decida alzar el vuelo, que su familia y amigos son su brújula, que ganar requiere de ingenio y que el corazón sigue sus propias reglas.
¿Qué hacer cuando el destino nos pone a prueba?
 
Una chica.
Un adiós y un comienzo.
Dos historias de amor.

 

Esta última historia de Alice Kellen que sale a la venta mañana mismo, 25 de agosto, es una de las que más he disfrutado, he ido leyendo despacio, cada frase, casa escena, capítulo a capítulo porque la historia de Sophie es emocionante, conectas con ese sentimiento de pérdida, de duelo, de no saber cómo continuará la vida porque todo lo que creía que tenía trazado, su pareja y su futuro en común despararecen de un día para otro; sin embargo, no creas que la melancolía y el dolor son todo en esta novela, al contrario, el mensaje de darse tiempo y hacer las cosas a su propio modo, de recomponerse tomándose el tiempo necesario y buscar las motivaciones para seguir están muy presentes.  

 

En esta ocasión, la autora te traslada hasta Ámsterdam, donde viven Sophie y Simon. Les conoces una noche cualquiera de enero, mientras están cenando en un restaurante y ves rápidamente la complicidad que comparten, los juegos propios, las miradas que lo dicen todo. Son dos jóvenes que se conocieron en su época universitaria y ahora, diez años después, están donde quieren estar. Pero esa felicidad se acaba cuando Sophie se encuentra sola, sin el compañero que había elegido para pasar su vida y tiene que aprender muchas cosas de sí misma y del mundo sin Simon.

 

La novela va dándote respiros en la intensidad con la que comienza porque no solo acompañas en el presente a Sophie, también vas al pasado, a una ciudad universitaria, Leiden, hace unos diez años, donde todos se conocieron. Sophie conoció a Ellen, su compañera de cuarto en la residencia y se hicieron inseparables, y cuando dos años después se mudaron a un apartamento, conocieron a sus vecinos, Simon, Koen e Isaak; junto con algunas compañeras más, conformarán un grupo unido, divertido, a los que les unen horas de charlas y el grupo de música ponen en marcha algunos de ellos, de forma aficionada y que les dará momentos inolvidables.

 

alas-sophie-alice-kellen
 

El contraste entre el presente y el pasado te hace fluctuar entre la ilusión por verlos jóvenes y disfrutando de sus años despreocupados y el presente donde la pena es el sentimiento domiante al principio para ir dando paso a la esperanza.

 

Sophie siempre ha sido muy ordeanda, le encanta que cada superficie de la casa reluzca y adora su trabajo en una editorial de libros infantiles. La relación con sus padres es buena y con su hermana los lazos se afianzan durante el año más difícil de su vida. Esta es una de las cosas que más me ha gustado, dos hermanas que se llevan muchos años y que nunca han compartido muchas vivencias, en el momento en que una necesita a la otra, ahí está, incondicionalmente. Amber va a estar ahí, siendo todo lo contrario a su hermana pero conduciéndose muy intuitivamente sobre sus necesidades, dando pequeños pasos y dándole espacio a la vez.

 

Ellen es otro de los pilares de Sophie, la chica desenfadada que vive su vida como quiere, sin dar explicaciones y que tuvo un gran amor en el pasado pero que nunca ha podido llegar a igualar con el tiempo; y por último, Koen, el último gran apoyo de la protagonista. La vida de Koen le ha llevado a ser escritor de biografías y a viajar por el mundo; Simon fue más hermano que amigo y ahora siente que tiene que ayudar a Sophie. Ella lleva su propio ritmo y cuando llega el momento se desvelarán muchos secretos pasados que darán una vuelta a todo lo que pensabas que sabías de este grupo de amigos.

 

Todas las buenas palabras que diga sobre esta historia se quedarán cortas. Los pasos que da Sophie son precisos, cargados de la emoción justa y con una perspectiva propia y a la vez común sobre la pérdida de alguien querido; por otro lado, las relaciones de amistad son profundas, la jovialidad de los años universitarios y la sensación de estar en el lugar que les hace felices en su presente adulto. Y tengo que hablar de la ambientación, absolutamente encandilada con Ámsterdam, sin duda se une a mi lista de sitios por descubrir.

 

Lánzate a descubrir la razón de este título, haz listas como Sophie, disfruta de cada día, de cada momento, enamórate sin remedio de Koen y recorre las calles invernales de Ámsterdam, las flores que llegan en primavera, unas vacaciones reparadoras y llega al final con una sensación de haber leído una novela perfecta.



1 comentario:

  1. Se nota que la has disfrutado, me alegro muchísimo!
    Yo aún no he tenido el placer de leer nada de esta autora, y mira que me lo habéis recomendado por activa y por pasiva...esta historia, además, ambientada en Amsterdan, es un plus añadido, así que a ver si le pongo remedio.
    Besos!

    ResponderEliminar